En el comercio ambas partes ganan. Parte 3: Conservación

En las entradas previas, hemos aprendido que el comercio crea riqueza. Que nos permite crear más productos con una determinada cantidad de recursos. En esta nueva entrada veremos que el comercio también nos permite conservar la riqueza y los recursos. Si queremos producir una cierta cantidad de un producto, podemos producirlo con una menor cantidad de recursos si tenemos la posibilidad de comerciar.

Nota: video y transcripción tomada del articulo “Trade Is Made of Win, Part 3: Conservation” de “>LearnLiberty.org

Volvamos a nuestros amigos Fritz y Lou. Fritz y Lou pueden plantar trigo o maíz. Cada uno de ellos necesitan una cantidad determinada de trigo y de maíz para alimentar a sus familias. Fritz produce 1.000 celemines de trigo por acre o 500 celemines de maíz por acre. Lou puede producir 500 celemines de trigo o 1.000 celemines de maíz por acre.

Fritz y Lou pueden producir trigo y maíz en dos condiciones determinadas.

Pueden producir en autarquía, que significa que no comerciaran y que todo lo que produzcan será para autoconsumo. En autarquía, Fritz necesitará un acre para producir 1.000 celemines de trigo y dos acres para producir 1.000 celemines de maíz. Lou necesitará dos acres para producir 1.000 celemines de trigo y un acre para producir 1.000 celemines de maíz. En total, van a usar seis acres de tierra para producir el maíz y el trigo necesario para alimentar a sus familias.

En el segundo escenario, pueden comerciar. Veamos que pasa si Fritz se especializa en producir trigo y Lou se especializa en producir maíz. Con estas condiciones, Fritz produce 2.000 celemines de trigo en dos acres, mientras que Lou produce 2.000 celemines de maíz en dos acres. Ahora supongamos que comercian entre ellos. Fritz intercambia 1.000 celemines de trigo por 1.000 celemines de maíz. Ahora, cada uno de ellos tienen los 1.000 celemines de trigo y los 1.000 celemines de maíz necesarios para alimentar a sus familias y sin embargo, solo han usado cuatro acres para producirlos, en lugar de los seis acres.

Por tanto, comerciando han ahorrado recursos y han mantenido su riqueza.

Nota 2: la unidades utilizadas en este ejemplo son las correspondientes a la traducción directa al español, las hemos mantenido para conservar la fidelidad de la traducción. Son unidades previas al Sistema Métrico Decimal y fueron muy usadas en ciertas zonas de España como medidas en la agricultura. Pincha en los enlaces si quieres saber más sobre el celemín y el acre.

Esta entrada fue publicada en Principios economicos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>